4 ERRORES QUE NO DEBEMOS COMETER CUANDO ENTRENAMOS

Ocurre con frecuencia que alguien decide empezar a salir a correr, para cuidar su forma física o por bajar peso, y acaba con el tiempo abandonando la idea o peor aún, incluso lesionado, debido a cometer errores en su planificación de entrenamientos.

No hace falta ser un profesional ni trazar planes muy avanzados para entrenar de forma segura, evitando lesiones y no caer en la desmotivación.

A continuación, repasamos algunos de los errores más comunes que cometemos al entrenar.

NO CALENTAR

Es realmente típico no darle importancia al calentamiento previo al entrenamiento. Muchas veces vamos justos de tiempo, y este paso nos lo saltamos.

El problema es que si no hemos calentado suficientemente nuestros músculos, corremos el riesgo de sufrir alguna lesión durante la carrera, especialmente en forma de pequeña rotura fibrilar.

ENTRENAR SIN PULSÓMETRO

Mucha gente comienza sus entrenamientos sin contar con un pulsómetro que registre sus pulsaciones durante el ejercicio, y pospone su compra hasta el momento en que considera que seguirá entrenando con regularidad y vale la pena.

Esto es un error grave, puesto que no tenemos ningún control sobre las reacciones que nuestro cuerpo va sintiendo al esfuerzo que realizamos.

Y precisamente en las primeras sesiones, es cuando más importante es conocer si nuestro cuerpo está preparado y si la intensidad del ejercicio es la adecuada.

En algunos casos extremos, podría ocasionar incluso un problema grave de salud, que vale la pena subsanar desde el principio.

Existen webs especializadas en pulsómetros, como PulsometroSinBanda.com, donde se pueden encontrar multitud de modelos para que puedas elegir el que más te interese.

CAER EN EL SOBREENTRENAMIENTO

A veces queremos recuperar el tiempo perdido, por todos esos años en los que no hemos hecho ejercicio o por todos esos kilos que hemos acumulado.

Para ello, sometemos a nuestro cuerpo a entrenamientos demasiado intensos desde el primer día, o entrenamos demasiados días consecutivos sin descanso, de forma que no dejamos que nuestro organismo se recupere.

Esto puede desembocar de nuevo en lesiones musculares e incluso, en casos extremos, en fracturas por estrés, que nos retrasarán en nuestro objetivo de ponernos en forma.

NO ESTIRAR TRAS EL ENTRENAMIENTO

Del mismo modo que sucedía con el calentamiento, los estiramientos musculares tras el ejercicio son básicos para cuidar nuestros músculos.

Si bien es difícil que por no estirar se produzcan lesiones, unos sencillos ejercicios de estiramiento nos ayudarán a recuperar nuestros músculos del ejercicio de una manera más rápida y efectiva.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *