Escuelas de Dibujo: Artistas que Crean Obras Preciosas a Partir de Casi Cualquier Objeto

Es prácticamente imposible vivir en nuestro mundo moderno sin ver alguna forma de arte. Los muebles, alfombras, los platos y enseres de la cocina, el automóvil, un reloj, ropa e incluso los retratos, todos se relacionan en cierta forma con el arte. La razón es que detrás de cualquier artefacto que utilizamos en nuestra vida diaria, hay alguien que lo diseñó, que eligió los colores y procuró buscar formas atractivas. No obstante, este tipo de arte conlleva un propósito, y es el de crear bienes útiles. Existe otro tipo de arte, “Las bellas artes” cuyo único propósito es la belleza.

Muchas personas nacen con un don, y a lo largo de su vida, lo van perfeccionando con mucha práctica y dedicación. Las escuelas de dibujo, por ejemplo, suponen un excelente ambiente donde se pueden pulir las habilidades relacionadas al oficio que nos apasiona y llena de orgullo: crear arte. Se considera que las bellas artes son la pintura, la escultura, la literatura, el teatro, la música, la danza y la arquitectura. De todas estas, la única que mantiene una “utilidad” como beneficio para algún ser vivo es la arquitectura. Un arquitecto puede tener una idea de cómo crear un hermoso edificio con trazos innovadores y extravagantes, con estructuras poco convencionales, pero también debe tener en cuenta la utilidad del edificio que construye, no sólo en su belleza.

En los oficios como el dibujo y el resto de las bellas artes, el resultado final del duro trabajo que realizó el artista es posible que no tenga absolutamente ninguna utilidad. Fue creado con el propósito de proporcionar ciertas satisfacciones que derivan de la belleza por sí misma, y eso es todo. Por ejemplo, una estatua, una melodía, una obra de teatro, un libro, una danza, un cuadro o un retrato son ejemplos claros de los productos que nos ofrecen bellas artes.

En la actualidad se están realizando interesantes experimentos en el campo de las bellas artes, para los cuales se han constituido muchas academias, centros de práctica o escuelas de dibujo donde los métodos y los resultados tradicionales que se imparten en cada una, todas tienen algo en común: el diseño. Este diseño puede darse en base a sonidos, palabras, personas, o materiales de construcción con líneas o con pintura. Es por ello que se reafirma el compromiso y la importancia de las escuelas de dibujo, como centros para ayudar a repotenciar las capacidades artísticas de cada individuo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *