Riesgos de la plata coloidal.

Mucho se ha hablado sobre las maravillas que la plata coloidal puede traer a tu vida y a tu cartera si la empleas para algunas cosas, pero ¿realmente son ciertas? ¿es todo un camino de rosas?

La verdad es que no y son muchos los detractores de este componente, alegando que no sólo no es tan eficiente como lo suponen, sino que puede conllevar algunos riesgos.

Pensando en todo esto, nosotros hemos recabado para ti una lista de riesgos y beneficios, para que estés muy claro en torno a lo que vas a consumir y cuáles pueden ser las consecuencias.

Eso sí, como recomendación vital te recordamos nunca olvidar consultar la opinión de un especialista, sobre todo si estás embarazada, sospecha de un posible embarazo o estás en periodo de lactancia.

Riesgo: su consumo prolongado.

Uno de los beneficios principales por los que se conoce a este componente es como un antibiótico natural. Pese a ello, debemos admitir que no existen estudios científicos confiables que puedan comprobar dicha propiedad.

Lo que ha hecho que muchos difieran de su uso, pero sobre todo, debes saber que hay estudios que demuestran que el uso de la plata coloidal de forma prolongada puede llegar a causar un efecto parecido al de la argiria.

Es decir, que tu piel se pigmente con un ligero tono azul grisáceo. Esto sobre todo pasa si ya sufres previamente de esta condición (que es la no absorción de la plata por parte de tu organismo) y si la plata coloidal no es de la calidad adecuada.

Riesgo: ¿qué pasa con el nitrato de plata?

Cuando se trata de consumir alguna presentación de plata, muchos dicen que el nitrato de plata se emplea en algunas infecciones oculares y que pocos son sus detractores.

Sin embargo, el alivio que causa, aunque importante, no es duradero; ahora bien, el consumo de plata suspendida en agua de mala calidad ha llegado a causar toxicidad neuronal en algunos pacientes.

Riesgo: su interferencia con los medicamentos.

Para qué vamos a negarlo, lo más importante en este punto es simplemente consultar a un especialista para saber exactamente qué dosis tomar para evitarlo. Pero resulta que como la plata coloidal no es un medicamento que necesite récipe,  cualquiera te la puede vender y puede consumirla.

Y resulta que puede interferir con otros medicamentos o potenciar su efecto, lo que puede llevar a graves consecuencias, sobre todo cuando se trata del aparato digestivo.

Ahora que ya has visto todo esto ¿qué opinas de este compuesto? ¿lo tomarías sin supervisión? Cual sea que termine siendo tu decisión, no olvides jamás que lo más importante es consumir la mejor plata coloidal para evitar al máximo los riesgos.