¿Qué les pasa a los perros con enfermedad de Lyme?

Si eres apasionado de tener perros en casa, con seguridad lo llevas con frecuencia al parque a jugar y puedes notar al volver de estos paseos que tienen garrapatas. En este caso debes tratar de eliminarlas tan pronto lleguen a tu hogar para evitar complicaciones.

Se trata de la mayor precaución para evitar que formen parte de los perros con enfermedad de Lyme, que transmiten las garrapatas y puede acarrear terribles consecuencias.

 

Síntomas y diagnostico de perros con enfermedad de Lyme

Síntomas

Inflamación o irritación. Con un ligero edema en los ganglios superficiales alrededor del sitio donde se produjo la picadura.

Cojera frecuente. Causado por inflamación de las articulaciones. Esta molestia puede durar varios días, sanarse y volver luego, al cabo de algunas semanas.

Es probable que se localice en una sola pata, cambiar de extremidad o darse después en más de una pata a la vez.

Fiebre. La subida de temperatura suele venir acompañada de la pérdida del apetito y de depresión.

Sensibilidad al tacto. Acompañado de dolor muscular con debilidad o fatiga generalizada.

Problemas renales que pueden acabar en nefritis o en insuficiencia renal con vómitos, diarrea y pérdida de peso.

Sed desmedida. Con aumento de la orina, retención de liquido en la zona abdominal y en las pata.

En los casos más graves presentan complicaciones del sistema nervioso central.

Diagnostico

Al acudir a especialista se deben detallar todos los síntomas presentados  y  las actividades recientes que han realizado.

Con esta información el veterinario indicará algunas pruebas de sangre y orina al perro para confirmar la causa que ocasionan los síntomas presentados.

Adicionalmente también puede realizarle  pruebas del líquido que se extrae de articulaciones, así como ecografías y radiografías.

Tratamientos a seguir en los perros con enfermedad de Lyme

El tratamiento va a depender de los síntomas presentados. En un principio se debe procurar que se encuentre cómodo, caliente y seco, en caso de dolor con administración de algún analgésico indicado por el médico debería aliviarse.

En los casos más complicados el tratamiento Lyme crónico, incluye antibióticos por aproximadamente un mes, siempre en las dosis y horarios estrictos  indicados por el veterinario.

De acuerdo a lo antes expuestos, para evitar contagiar a los perros con la enfermedad de Lyme es fundamental mantener las mascotas limpias, usando para su baño jabones especiales antiparasitarios y teniendo especial cuidado en revisarlo cuidadosamente al volver de los paseos.